BIOALAI

asociacion de consumidores de productos ecologicos naturales


No estás conectado. Conéctate o registrate

baja la luz un 18% y un 32% en 2013

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 baja la luz un 18% y un 32% en 2013 el Vie 25 Ene 2013, 05:45

http://www.energias-renovables.com/articulo/brasil-reduce-un-18-la-tarifa-electrica-20130124

Brasil reduce un 18% la tarifa eléctrica residencial y un 32% para la industria
Luis Ini Jueves, 24 de enero de 2013
0


La presidente Dilma Rousseff ha anunciado en un discurso televisado a todo el país que a partir de hoy jueves entran en vigor una reducción del 18% en la tarifa eléctrica para los consumidores residenciales y de hasta un 32% para el comercio y la industria. El corte es mayor que el anunciado por Rousseff en septiembre pasado.
Brasil reduce un 18% la tarifa eléctrica residencial y un 32% para la industria

La presidente aseguró que la reducción permitirá la expansión de la inversión, aumentará el empleo y proporcionará un mayor crecimiento para el país y el bienestar de los brasileños.

En su alocución, Rouseff se refirió a su país como “una potencia energética” y como “uno de los pocos países que, al mismo tiempo, reduce el costo de la energía y aumenta su producción eléctrica”.

La mandataria destacó que las inversiones en el sector permitirán duplicar en 15 años la capacidad instalada de energía eléctrica. En ese sentido se refirió a cómo está compuesta la matriz energética del país: “Tenemos usinas hidroeléctricas, nucleares, térmicas y eólicas, y nuestro parque térmico, que utiliza gas, diésel, carbón y biomasa, ha sido diseñado con la capacidad de compensar los períodos de bajo nivel de agua en los embalses de las plantas hidroeléctricas”.

También se ocupó en garantizar que su país “tiene y tendrá energía más que suficiente para el presente y para el futuro, sin ningún riesgo de racionamiento o cualquier tipo de cuello de botella en el corto, mediano o largo plazo”.

Su discurso, cuya traducción brindamos a continuación, es también una pieza de estrategia política y económica que vale la pena analizar.

“Queridas brasileñas y queridos brasileños,

“Acabo de firmar la ley que pone en vigencia, a partir de mañana, una fuerte reducción en la factura de todos los brasileños. Además de anticiparnos a la entrada en vigor de las nuevas tarifas, estamos dando una reducción más alta de la prevista y ya anunciada. A partir de ahora, la factura de la luz de las familias brasileñas será un 18% más barata.

“Es la primera vez que sucede en Brasil, pero no es la primera vez que nuestro gobierno toma medidas para reducir los costos, aumentar la inversión, aumentar el empleo y garantizar un mayor crecimiento para el país y el bienestar de los brasileños. Hemos bajado las tasas de interés, reducido impuestos, facilitado el crédito y abierto, como nunca, las puertas de la casa propia para los pobres y la clase media. Al mismo tiempo, estamos ampliando la inversión en infraestructura, en educación y en salud, y nos acercamos al día en que la pobreza estará superada en nuestro Brasil.

“En el caso de la electricidad, las perspectivas son las mejores posibles. Con esta reducción arancelaria, Brasil, que ya es una potencia energética, pasa a vivir una situación aún más especial en el sector eléctrico. Somos uno de los pocos países que está, al mismo tiempo, reduciendo el costo de la energía y aumentando su producción eléctrica. Explico con números: como ya he dicho, la factura de la luz, en este 2013, bajará un 18% para los consumidores domésticos y hasta un 32% para la industria, la agricultura, el comercio y los servicios. Al mismo tiempo, con la entrada en operación de nuevas centrales eléctricas y líneas de transmisión, vamos a aumentar en más del 7% nuestra producción de energía, que crecerá aún más en los próximos años.

“Este movimiento simultáneo nos deja en una posición privilegiada en el mundo. Esto significa que Brasil tendrá mejor energía y más barata, significa que Brasil tiene y tendrá energía más que suficiente para el presente y para el futuro, sin ningún riesgo de racionamiento o cualquier tipo de cuello de botella en el corto, mediano o largo plazo. El año pasado, pusimos en funcionamiento 4.000 megavatios y 2.780 kilómetros de líneas de transmisión.

“Este año, vamos a colocar 8.500 megavatios de energía y 7.540 kilómetros de nuevas líneas. Tenemos una gran cantidad de usinas y líneas de transmisión en construcción o proyectadas. Ello nos permitirá duplicar, en 15 años, nuestra capacidad instalada de energía eléctrica, que hoy es de 121.000 megavatios. Es decir, tenemos contratada toda la energía que Brasil necesita para crecer, y bien, en este y en los próximos años.

“Mis amigas y mis amigos,

“Brasil está viviendo una situación segura en el sector de la energía desde que corrigió, en 2004, las grandes distorsiones que había en el sector de la electricidad y volvió a invertir fuertemente en la generación y transmisión de energía. Nuestro sistema es hoy uno de los más seguros del mundo porque, entre otras cosas, tenemos diferentes fuentes de producción de energía, lo cual no ocurre, de hecho, en la mayoría de los países.

“Tenemos usinas hidroeléctricas, nucleares, térmicas y eólicas, y nuestro parque térmico, que utiliza gas, diésel, carbón y biomasa, ha sido diseñado con la capacidad de compensar los períodos de bajo nivel de agua en los embalses de las plantas hidroeléctricas. Prácticamente todos los años las térmicas son activadas, con menor o mayor demanda, y garantizan, con tranquilidad, el abastecimiento. Eso es habitual, normal, seguro y correcto. No hay grandes riesgos o preocupaciones.

“Sorprendentemente, desde el mes pasado, algunas personas, por precipitación, desinformación o algún otro motivo, han hecho predicciones sin fundamento, cuando los niveles de los embalses bajaron y las térmicas fueron normalmente activadas. Como era de esperar, estas predicciones fallaron. Brasil no dejó de producir un solo kilovatio necesario, y ahora, con el regreso de las lluvias, las térmicas volverán a ser menos exigidas.

“Cometieron el mismo error de predicción los que decían, primero, que el gobierno no podía bajar la factura de la luz. Después, pasaron a decir que la reducción se retrasaría. Finalmente, que sería más pequeña que el índice que se habíamos anunciado.

“Hoy, además de garantizar la reducción, estamos ampliando su alcance y anticipando su vigencia. Esto significa menos gastos para cada uno de ustedes y para toda la economía. Vamos a reducir los costos del sector productivo, y eso significa más inversión, más producción y más empleo. Todos, sin excepción, van a salir ganando.

“Aprovecho para aclarar que los ciudadanos atendidos por los concesionarios que no se han unido a nuestro esfuerzo tendrán, también, su factura de la luz reducida, al igual que todos los brasileños. Espero que, en breve, incluso aquellos que se opusieron a la reducción de los aranceles concuerden con lo que estoy diciendo.

“Por cierto, en este nuevo Brasil, aquellos que están siempre en contra se van quedando atrás, porque nuestro país avanza sin contratiempos en medio de un mundo lleno de dificultades. Hoy en día, podemos ver cómo se equivocaron feo, en el pasado, aquellos que no creían que fuera posible crecer y distribuir los ingresos. Los que pensaban que era imposible que decenas de millones de personas saliesen de la pobreza. Los que no creían que Brasil se volviese un país de clase media. Estamos viendo cómo erraron los que dijeron, meses atrás, que no íbamos a conseguir una reducción de las tasas de interés o del costo de la energía, y que trataron de asustar a nuestra gente, entre otras cosas, con la caída en el empleo y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios. Las tasas de interés cayeron como nunca, el empleo aumentó, los brasileños están pudiendo y sabiendo consumir y ahorrar. No faltó comida en la mesa, ni trabajo. Y en los últimos dos años, 19,5 millones de personas, brasileñas y brasileños, salieron de la pobreza extrema.

“Brasil está creciendo e inmune a los choques de las predicciones alarmistas. En los últimos años, el equipo ganador ha sido el de aquellos que tienen fe y apuestan por Brasil. Vencidos el pesimismo y a los pesimistas, estamos viviendo uno de los mejores momentos de nuestra historia. Y la mayoría de los brasileños siente y expresa ese sentimiento. Vamos a vivir un tiempo aún mejor cuando todos los brasileños, sin excepción, trabajen juntos para unir y construir. Jamás para dividir o destruir. Porque solamente construiremos un Brasil con la grandeza de nuestros sueños cuando pongamos nuestra fe en el Brasil por encima de nuestros intereses personales o políticos.

“Muchas gracias y buenas noches.”

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.